Companero IPWGC.com

lunes, 11 de junio de 2007

¿Por qué seguir a Dios?

Una de las principales dudas que tuve a mis 19 años cuando inicié en
todo esto de seguir a Dios fué : "¿quien soy?". Y es que al
encontrarnos con Dios tenemos que replantear nuestros planes en este
mundo, y vemos como el Padre nos da un destino mucho mas grande de lo
que pudiéramos pensar. Y es que Jesús conoce realmente nuestro
corazón y por ende, nuestro potencial y las cosas que podemos hacer.

¿Entonces, por qué seguir a Dios? No porque los problemas se acaben,
muchas veces mas bien aumentan las cosas que debemos enfrentar,
porque somos mas fuertes y el árbol con fruto es el que es apedreado
y sacudido.

¿Acaso seguimos a Dios solo para no estar solos? No. Muchas veces
algunas personas se van a alejar de nosotros.

¿Para sentirnos bien? No. Muchas veces Dios nos pedirá hacer cosas
que no son fáciles para nosotros.

¿Entonces, por que seguir a Dios?
Seguimos a Dios para encontrar nuestra verdadera escencia, esa que
solo el que nos creó nos puede dar. Seguimos a Dios para ser plenos,
y encontrar quienes somos realmente y hacia quien iremos cuando
inevitablemente tengamos que dejar este mundo.

Seguimos a Dios para hacer el bien por otros y comprender que la
trillada frase "hay mas gozo en dar que en recibir" se hace realidad
en nuestras vidas y sólo entonces, empezamos a ser felices realmente
pues nuestro tesoro no es el dinero ni las riquezas, sino aquello que
nos dignifica en las buenas obras al prójimo.

Seguimos a Dios para comprender lo poco que vale el dinero y lo
pobres que nos vuelve cuando lo tenemos en grandes cantidades.

Sigue a Dios para encontrar tu camino, tu destino, tu sendero.

La santificación (1 de 2)


Con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados.
Hebreos 10:14.


1. La santificación de posición que ocupa el creyente a los ojos de Dios: Aquel que por la fe ha aceptado la obra de Cristo es santificado por Dios, es decir, es puesto aparte para él. Todos los… amados de Dios son llamados a ser santos, vale decir, santos por el llamado de Dios (Romanos 1:7). Dios los ve así en Cristo. Por la voluntad de Dios somos santificados mediante la ofrenda del cuerpo de Jesucristo hecha una vez para siempre (Hebreos 10:10). Por una parte la voluntad de Dios y por otra, la ofrenda del cuerpo de Jesucristo. Sólo la fe puede captar eso. Aquellos que se convierten de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios, reciben, por la fe en Cristo, perdón de pecados y herencia entre los santificados (Hechos 26:18).

2. La santificación práctica: El creyente no tiene que volverse santo, pues ya lo es, pero es llamado a manifestarlo. En Efesios 5:3 se nos exhorta a comportarse como conviene a santos. Esta santificación práctica es progresiva. Se efectúa por medio de la Palabra de Dios, leyéndola cada día, recibiéndola, amándola y poniéndola en práctica. El Señor Jesús también habló de este concepto en su última oración a favor de los suyos: Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad (Juan 17:17). Efesios 5:26 precisa que Cristo santifica a la Iglesia purificándola en el lavamiento del agua por la palabra. Ésa es la obra de Dios en nosotros, mientras que la salvación, en sus diversos aspectos, es la obra de Dios por nosotros.

El Señor te predestina para ser imagen y semejanza de Cristo


Romanos 8,29-30
8,29 Pues a los que de antemano conoció, también los predestinó a reproducir la imagen de su Hijo, para que fuera él el primogénito entre muchos hermanos;
8,30 y a los que predestinó, a ésos también los justificó; a los que justificó, a ésos también los glorificó.

Buenas tardes, que el Señor continúe llenando de su bendición este día, mi hermano(a) sabes el Señor te ha conocido desde mucho antes de tú nacer, mucho antes de tú formarte en el vientre de tú madre, el Señor te ha conocido desde siempre, pero sabes que es mucho mas impactante, bueno al menos para mi lo fue, el saber que además de conocerme de antemano me predestinó para ser imagen y semejanza suya, que impactante verdad.

El Señor nos ha predestinado para ser su reflejo, para ser su luz en la oscuridad que abunda en este mundo tan lleno de materialismo, nos ha predestinado para ser esa lumbrera que necesitan los que vienen detrás de nosotros, nos ha predestinado para que le alabemos, para que le glorifiquemos, para que le adoremos, para que pongamos todo en sus santas manos.

Predestinados a reproducir la imagen de Cristo, trabajo difícil de lograr, pero sabes mi amigo(a) no imposible, porque para el dador de la vida no hay nada imposible de lograr, solo imagínate el haber creado este planeta en el cual vivimos, el haber creado cielo y tierra y todo lo que habita la tierra, solo piensa el habernos creado a ti y a mi, es un trabajo duro que para Dios fue sencillo de lograr, así que porque no puede transformar nuestra vida para que le sirvamos, para que le sigamos, para que El sea un verdadera necesidad en nuestro caminar diario.

En este día el Señor nos esta recordando su inmenso amor, su inmensa gracia, la renovación de sus misericordias; y porque no hemos de ponernos a reflexionar sobre todo lo que esta haciendo Dios para que tu y yo volvamos a casa, para que tu y yo volvamos a ser ovejas del redil que es pastoreado por Jesucristo, porque no volver a ser realmente felices y dejar atrás la vida de pecado que llevábamos, no crees que podemos verdaderamente de corazón cambiar nuestras actitudes ante la vida y ser ofrenda agradable para el Señor.

Mi hermano(a) el Señor te esta esperando con los brazos abiertos para justificarte ante el Padre Celestial y junto a El glorificarnos en Dios, no crees que será hermoso el saber que tenemos el boleto reservado para el gran banquete del Señor, no piensas que será estupendo que el Señor Jesús pueda decir confiadamente a este hijo(a) si lo conozco, Yo testificó que han sido reflejo mío en la tierra, mi amigo(a) Jesús sabe que hay en lo mas profundo de tu corazón, El sabe cuales son tus necesidades, cuales son tus angustias, tus dolencias, tus quebrantos, El lo sabe todo de ti y de mi y aún así espera pacientemente a que decidamos llegar a sus pies.

No dejes pasar esta oportunidad de verte realmente como un conocido, como un predestinado(a) de Dios y de así ser justificado(a) por Cristo ante el Padre, vamos en el nombre poderoso de Jesucristo te invito a que recobres esa posición de imagen y semejanza de Dios y seas luz en las tinieblas, y seas esa luz que alumbra en la oscuridad, que seas esa lumbrera que ilumina el camino que te llevará al Padre que te espera en el reino de los cielos, vamos anímate a ser diferente y sigue a Cristo que es el único que te puede salvar y llevar a Dios.

Te lanzo un reto en el nombre de Jesús, búscalo en espíritu y en verdad y experimentarás cambios radicales en tú vida y en la de los que te rodean, no temas porque el Señor esta a tú lado y te ayudará a salir victorioso(a) de la prueba, solo déjate envolver por el poder de su Santo Espíritu y deja que Dios actúe como tal en tú vida.

viernes, 8 de junio de 2007

Plan de Salvación

Amado amigo /a queremos compartir contigo el primer paso que debes dar, para el comienzo de una vida diferente. Para que tengas paz, a pesar de las luchas diarias de la vida, para que seas partícipe de las bendiciones que Dios tiene para ti y recibir el mayor milagro, la salvación en Cristo. Para ello necesitas saber lo que dice la Palabra de Dios:

1. Todos necesitamos obtener el perdón: Romanos 3:23 Por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios.

2. EL pecado nos separa de Dios Isaías 59:2 versión DHH Pero las maldades cometidas por ustedes han levantado una barrera entre ustedes y Dios, sus pecados han hecho que ÉL se cubra la cara.

3. A través del arrepentimiento sincero obtenemos el perdón Isaías 44:22 Versión DHH “Yo hecho desaparecer tus faltas y pecados, como desparecen las nubes. Vuélvete a mi, pues yo te he libertado”.

4. Somos justificados por gracia Efesios 2:4-5 Pero Dios es tan misericordioso y nos amó tanto, que nos dio vida juntamente con Cristo cuando todavía estábamos muertos a causa de nuestros pecados. Por la bondad de Dios han recibido ustedes la salvación.

5. Si le recibimos y creemos en ÉL nos da el poder de ser sus hijos. Juan 1:12 DHH Pero a quienes lo recibieron y creyeron en ÉL, les concedió el privilegio de llegar a ser hijos de Dios. Jesús dijo: “Yo soy es el camino, la verdad y la vida, nadie viene al Padre sino, por mi. Juan 14:6 6. Dios te ama tal cual eres y quiere darte vida eterna Juan 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo Unigénito (único), para que todo aquel que en Él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.



Haz la siguiente oración si deseas aceptar a Jesucristo como tu salvador y libertador, pero lo mas importante es que la hagas de todo corazón:



Señor Jesucristo, te acepto como mi único y suficiente Salvador personal, reconozco que soy pecador y que moriste por mis pecados en la Cruz del Calvario, me arrepiento de mis pecados. Toma el control de mi vida. Cambia mi vida. Renuncio, en tu nombre Jesucristo, a toda maldición generacional por idolatría, hechicería, adulterio, vicios y enfermedades. Hazme uno de tus hijos, una oveja de tu rebaño y dame tu cuidado, guía y protección. Amen.

LA FALTA DE PERDON

Levítico 19:18 No te vengarás, ni guardarás RENCOR a los hijos de tu pueblo, sino AMARAS a tu prójimo como a ti mismo.

La falta de perdón a quienes nos han hecho daño u ofendido, y guardarlo en nuestro corazón con deseos de venganza u odio, se convierte en rencor. Según la definición del diccionario español, RENCOR significa: Odio o antipatía que alguien tiene a otro por algo que le hizo hace tiempo. Es sinónimo de la palabra rencor, EL RESENTIMIENTO que significa: Estar dolido con alguien por alguna razón. La Biblia como manual de vida, nos ilustra el origen del rencor. Caín y Abel hijos de Adán y Eva, presentaron cada uno ofrenda al Señor; Abel llevo las primeras y mejores crías de sus ovejas y Caín llevo una ofrenda del producto de su cosecha. El Señor miró con agrado a Abel y a su ofrenda, pero no miró a sí a Caín ni a su ofrenda, por lo que Caín se ENOJO MUCHISIMO y decayó su semblante. Entonces el Señor le dijo: " Porque te enojas y pones tan mala cara? Si hicieras lo bueno, podrías levantar la cara; pero como no lo haces, el pecado esta esperando el momento de dominarte. Sin embargo tu puedes dominarlo a él." Un día Caín invitó a su hermano Abel a dar un paseo, y cuando los dos estaban ya en el campo, Caín atacó a su hermano Abel y lo mató.

ESPIRAL DE LA FALTA DE PERDON La historia anterior, nos ilustra la cadena de la falta de perdón, no solo en Caín si no en cualquiera de nosotros, si permitimos como el, que nuestro corazón se llene de rencor : 1. La ofensa, Caín se sintió ofendido con Abel porque su ofrenda fue mejor. 2. Sintió celos y envidia contra Abel. 3. EL enojo o la ira. Caín se enojo muchísimo es decir se llenó de ira. 4. Guardó rencor, resentimiento, porque estaba dolido contra Abel. 5. La ira y el rencor, dan lugar a la amargura. Aunque esta historia no mencione todo esta secuencia de sentimientos, yo creo que Caín se llenó de amargura contra Abel antes de dar el último paso. 6. Deseos de venganza, que en muchos casos termina en muerte, al igual que en esta historia; surgieron en Caín cuando maquinó y decidió matar a su hermano. Muchas de las noticias de violencia que vemos y escuchamos en los medios de comunicación, son causados por los deseos de venganza originados en la falta de perdón.

LA FALTA DE PERDON Y LA AMARGURA Efesios 4:31-32 Quítense de vosotros toda AMARGURA, ENOJO, IRA ,GRITERÍA MALEDICENCIA Y TODA MALICIA. Antes sed benignos unos con otros PERDONANDONOS unos a otros, como también Dios nos PERDONO a nosotros en Cristo. La falta de perdón a una ofensa, como mencione antes, produce ira, la ira trae el resentimiento, este a su vez, da la lugar a la amargura. La amargura, según la definición del diccionario español significa: aflicción, sinsabor, disgusto, pesadumbre, melancolía. Un espíritu amargo es difícil de tolerar. Son señales de una persona amargada las siguientes actitudes: Dureza y severidad en el trato con los demás, esto se refleja en el rostro, igual que Caín que decayó su semblante. Son personas enojadas, iracundas, hostiles, por cosas sin importancia o importantes o por cualquier razón. Siempre están hostigando a quienes los rodean. Las personas en amargura nada les gusta y todo lo están criticando. Son negativas, siempre llevan la contraria a todo. Tienen autoestima baja, se sienten rechazadas. Tienen sentimientos de culpabilidad.

Podemos dejar de alcanzar la gracia de Dios, por causa de la amargura Hebreos 12:15 Mirad bien, no sea que alguno deje de alcanzar la gracia de Dios; que brotando alguna raíz de amargura, os estorbe, y por ella muchos sean contaminados. Si no se elimina la amargura, esta dará paso a la depresión, tema que trataremos en las próximas semanas. ¿ Conoces a alguien así ? o ¿ eres tu el que está en amargura y tienes esas actitudes? Ambos necesitan tomar el camino del perdón y del amor.

LA FALTA DE PERDON CAUSA DE ENFERMEDADES FISICAS

La ira, el resentimiento y la amargura, son como cánceres que corroen nuestra alma y nuestra vitalidad. Cada vez existen más pruebas de que perdonar a quienes nos han lastimado u ofendido produce efectos curativos muy profundos, no solo en lo emocional sino en lo físico, el perdón es un poderoso antídoto contra la ira y reduce el estrés. También es importante perdonarnos a nosotros mismos nuestras fallas, errores y deficiencias. Investigadores de la Universidad de Winsconsin-Madison, y de la Universidad Rockefeller en Nueva York, en un estudio realizado comprobaron que la falta de perdón, afecta la salud y puede causar las siguientes enfermedades: Dolor crónico de espalda, pérdida de la memoria, aumenta la presión arterial y aparición de males cardíacos, jaquecas, insomnio, neurosis, problemas de ulceras, problemas gastrointestinales, eleva los niveles de colesterol, también se ha comprobado que el 60% de los casos de artritis es por falta de perdón. Esta investigación realizada por científicos, refuerza la importancia del perdón y porque Dios nos ordena que no guardemos rencor. Friedrich Nietzsche, pensador, escritor y filosofo, alemán, pensaba que perdonar y amar es para los débiles; y actualmente muchos piensan igual que él, no pretendo juzgarlo, pero este pensamiento es totalmente anti bíblico y según narra su biografía, al final de sus días se sentía solo, casi ciego y sufrió una crisis de locura de la que no se recuperó. Los últimos doce años de su vida, los vivió en un aletargamiento mental, hasta que murió en el año 1.900. Contrario al pensamiento de Nietzsche, pienso que se necesita mas fuerza y valor para perdonar y amar que para odiar y guardar rencor. Creo sin duda alguna, y por experiencia propia que el PERDON Y EL AMOR, son el principal camino hacia la sanidad del alma, sanidad física y sanidad mental.

COMO LOGRAR PERDONAR La Biblia como manual de la vida nos invita a perdonar. Dijo Jesús a sus discípulos Mateo 5: 44-45 Pero yo les digo: Amen a sus enemigos, y oren por quienes los persiguen. Así ustedes serán hijos de su Padre que está en el cielo; pues él hace que su sol salga sobre malos y buenos, y manda la lluvia sobre justos e injustos. Quiero destacar los beneficios del perdón, para que comprendamos que perdonar es para nuestro bien y que vale la pena decidirnos por este camino que es la base de la sanidad del alma.

BENEFICIOS DEL PERDON

1. Cuando perdonamos obtenemos recompensa, Lucas 6:36 Versión Dios Habla Hoy. Ustedes deben amar a sus enemigos, y hacer bien, y dar prestado sin esperar recibir nada a cambio. Así será grande su RECOMPENSA, y ustedes serán Hijos de Dios, que es también bondadoso con los desagradecidos y malos. 2. El perdón nos hace hijos de Dios y como hijos herederos de sus promesas. Muchos cristianos que no han perdonado, están confundidos, porque a pesar de tener años de haber aceptado a Cristo, sin embargo, tienen vidas de fracaso y de derrota, porque el rencor les ha impedido ser herederos de las Bendiciones que Dios tiene para sus HIJOS. Galatas 4: 6-7 Y por cuanto sois HIJOS dios envió a vuestros corazones el Espíritu de su Hijo, el cual clama: ¡ Abba Padre! Así que ya no eres esclavo, sino HIJO; y si hijo, también heredero de Dios por medio de Cristo.

3. La sanidad física, mental y emocional es otro beneficio del perdón. Las enfermedades sicosomáticas como llaman los sicólogos y que ya mencione en detalle, en las enfermedades causadas por la falta de perdón, son sanadas cuando perdonamos. Además el perdón es un antídoto contra la ira y el enojo. Amado lector espero que después de todos los motivos expuestos en esta reflexión, decidas perdonar a tus enemigos o los que te han hecho daño, esta decisión te va acarrear grandes beneficios, y te va a llenar de paz, después de todo es lo que mas necesitamos. Si logras seguir estos consejos, te prometo que vas a lograr perdonar y sentirte mejor. Yo lo hice con la ayuda de Dios. Tu también puedes. ¡ Anímate! Es por tu bien. 1. Reconocer que estas resentido y pedir perdón tanto a Dios, como a tu ofensor en oración, si puedes ubicarlo o está cerca de ti pídele perdón por estar resentido con él. (Puede que tu enemigo este muerto, debes perdonarlo). De acuerdo a mi experiencia este paso es uno de los mas difíciles, y suena contradictorio que yo tenga que pedir perdón a mi ofensor, cuando yo estoy esperando que sea el quien me lo pida, pero esto te libera tanto a ti como a el. 2. Comienza a orar todos los días por tu enemigo y a bendecirlo, es decir a desearle el bien; veras como empiezan las cosas a cambiar en ti y en él, si aún vive. 3. Pídele a Dios que coloque en ti, amor por tu enemigo, y que puedas verlo como Jesús lo mira, con misericordia y amor, porque Jesús murió aun por nuestros enemigos.

Por último y para enriquecer este tema, quiero compartir un correo recibido de una pastora del Perú, quien testifica del poder del perdón y de lo que aprendió y recibió durante el Seminario de Sanidad del Alma impartido en Cuzco-Perú.



Pastora Mery Jocabed Quispirroca, Cuzco-Perú 18/2006 dice así:

“Algo muy particular que ocurrió en mi vida, durante este seminario que tuvimos con ustedes fue: Aprendí que no es suficiente perdonar y bendecir a la gente que en algún momento me hizo algún daño ( que es algo que sí lo hacía), sino que aprendí que desear lo mismo tanto para mí como para ellos, es decir, lo que yo quiero que me suceda a mi debo pedir y desear para mis enemigos. Esto me impactó tanto que el Señor me movió a tomar un día de ayuno por todas las personas que me hicieron daño y confesé perdón para ellos desde mi niñez dañada hasta hoy, pidiendo al Señor de todo mi corazón les conceda los mismos deseos que tengo para mi vida. Nunca me enseñaron este paso, pero estoy segura que el Espíritu Santo me movió a hacer esto, y aunque tú no lo dijiste, eso ha traído a mi vida interior una paz mucho más grande de la que tenía, ¡Gloria a Dios por esto!, son tantas cosas lindas que Dios tiene para mostrarnos, como dice en su Palabra, si nos humillamos, Él nos enseña cosas grandes y ocultas que todavía no conocemos. En esta semana Él me enseñó algo oculto de su corazón para mi vida. Ahora esto mismo lo enseño, sé que lo que recibo por gracia, mi deber es compartirlo por gracia, espero que este testimonio real de mi vida, pueda ser de mucha edificación para tu ministerio”.

TENIENDO UN ESPÍRITU DIFERENTE

Números 13:29 Entonces Caleb hizo callar al pueblo delante de Moisés y dijo: Subamos luego y tomemos posesión de ella, porque más podremos nosotros que ellos.

Números 14:24 Pero a mi siervo Caleb, por cuanto hubo en el OTRO ESPÍRITU, y decidió ir en pos de mi, yo le meteré en la tierra donde entro y su descendencia la tendrá en posesión.

Me basaré para esta reflexión en los capítulos 13 y 14 de Números, los cuales les invito a leer para que tengan una mejor comprensión, los resumiré en este estudio. Esta palabra Dios me la dio durante mi desierto y luchas con mi esposo, cuando el divorcio parecía inminente y parecía la única salida a mi situación.

Esta palabra me ha inspirado desde entonces y en oración pedí a Dios que me diera el espíritu de Josué y de Caleb para no ver las circunstancias en contra que me rodeaban y que pudiera ver la tierra que fluye leche miel en mi hogar. Pido a Dios que cualquiera que sea tu situación también esta palabra sea de inspiración para ti y le creas a Dios y te levantes y mires mas halla de tu dificultad, tu tierra prometida, tu hogar restaurado, tu hijo rebelde cambiado, tus finanzas restauradas, tu cuerpo y mente sanos.

Dios habló a Moisés para que enviara a doce (12) hombres con autoridad de las tribus de Israel, dentro de los cuales estaban Josué y Caleb, para que exploraran la tierra de Canaán ya que esta era la tierra que Dios había prometido entregarles, a su regreso debían reportar lo que vieron.

Después de haber explorado durante cuarenta días (40) regresaron para dar el reporte ante Moisés y ante el pueblo de Israel, diez (10) de ellos informaron así:
Realmente es una tierra que fluye leche miel, llevaron muestra de los frutos de la tierra. Pero la gente que vive allí es fuerte y las ciudades son muy grandes, no podremos ir contra aquel pueblo porque es mas fuerte que nosotros, esa tierra mata a sus moradores y además vimos gigantes. Al lado de ellos nos sentíamos como langostas y así nos miraban ellos también.

Al escuchar este reporte todo el pueblo grito y lloro y murmuraron contra Moisés diciendo: Mejor nos hubiera ido quedándonos en Egipto, ¿Para qué nos trajo el Señor a este país para que muramos en sus manos? Y dijeron: Regresemos a Egipto.
Números 14:8-9 Versión Dios Habla Hoy. Entonces Josué y Caleb dijeron: ¡La tierra que fuimos a explorar es excelente! Si el Señor se agrada de nosotros, nos ayudará a entrar a esa tierra y nos la dará. Pero no se rebelen contra el Señor ni le tengan miedo a la gente de ese país porque ellos van a ser pan comido para nosotros, ellos no hay quien los proteja, mientras que nosotros tenemos de nuestra parte al Señor. ¡No tengan miedo!

Dios nos ha prometido bendecirnos y restaurarnos, si le creemos y obedecemos. Nuestra tierra Prometida es la respuesta a nuestras necesidades y nuestros enemigos son los que se oponen a nuestra bendición. De este pasaje Bíblico destacare los siguientes puntos:

UNA FE A PESAR DE TODA ADVERSIDAD ES DE POCOS. En esta historia vemos como de todo un pueblo que salio de Egipto, eran como Seiscientos Mil sin contar los niños (Exodo 12:37) solamente dos (2) le creyeron a Dios, así que la gran mayoría no recibe respuesta porque no le cree a Dios. Jesucristo en su Palabra nos habla de POCOS por ejemplo: La Mies es mucha y los obreros POCOS Mateo 9:37. Porque estrecha es la puerta y angosto el camino que lleva a la vida y POCOS son lo que la hallan. Mateo 7:14. Dios no nos prometió que sería fácil el decidir seguirle y creerle a ÉL este es un camino difícil, la puerta estrecha significa que tiene obstáculos, un camino con dificultades, el camino fácil como lo dice la Palabra de Dios tiene la Puerta ancha, Porque ancho y espacioso es el camino que lleva a la perdición y MUCHOS son los que entran por ella Mateo 7:13. Si el camino de Dios fuera fácil todo el mundo sería cristiano, muchos estarían orando y ayunando, se que ayunar y orar no es nada fácil y muchas veces debo pedirle a Dios que me de espíritu de ayuno y oración y que me de unción para practicar estas disciplinas, que son claves para obtener victorias y para que nuestra fe crezca y mantenernos apartados de toda tentación.

Las luchas que tenemos que librar a diario no son fáciles, pero el Señor nos ha prometido estar con nosotros hasta el final y con ÉL no perderemos ninguna batalla. Hoy tomemos la Decisión de pertenecer al grupo de los POCOS, al grupo de Josué y Caleb que tuvieron un espíritu diferente, un espíritu excepcional y no seamos del montón, del común, que sigue la corriente de este mundo, la “fácil” es seguir la corriente de la mayoría, dejar que las circunstancias adversas y los razonamientos humanos nos dominen y controlen, y al final nos impidan recibir la bendición o la tierra prometida. El pueblo de Israel decidió ser parte del montón y no escucharon a Josué y a Caleb quienes tuvieron Fe, pensaron diferente, ellos creyeron que si podrían vencer a los gigantes con la ayuda de Dios. Si decidimos no ser del montón, ser excepcionales, iremos de victoria en victoria, de poder en poder. A quién le crees tú hoy, ¿Estas viendo que tu problema es más grande que Dios? O Crees lo que dice Dios en Romanos 8:31 Sí Dios es por nosotros ¿quien contra Nosotros?

LA BAJA AUTOESTIMA ES UN ENEMIGO DE LA FE: Los diez espías se vieron ante los gigantes como langostas, una langosta es muchas veces más pequeña que un ser humano, si nosotros nos vemos así de pequeños ante las situaciones adversas, dificultades y problemas, esto nos llenará de sentimientos de derrota y fracaso y antes de empezar la batalla estaremos confesando derrota igual que este pueblo y habremos perdido la batalla sin empezarla.

¡CUIDADO CON LA BAJA AUTOESTIMA! Debemos estar seguros de lo que somos en Dios, Somos sus hijos, estamos sentados en lugares Celestiales juntamente con ÉL. El peleará por nosotros, DIOS ES MÁS GRANDE QUE CUALQUIER NECESIDAD O PROBLEMA, es a los problemas y las dificultades que debemos ver como langostas (La infidelidad, la hechicería, la soberbia y arrogancia, las contiendas, las adicciones, la rebeldía, la enfermedad, la crisis económica etc.) Porque

DIOS ESTA CONMIGO COMO PODEROSO GIGANTE, POR TANTO LOS QUE ME PERSIGUEN TROPEZARÁN Y NO PREVALECERÁN, SERÁN AVERGONZADOS EN GRAN MANERA PORQUE NO PROSPERARAN, TENDRÁN PERPETUA CONFUSIÓN QUE JAMAS SERA OLVIDADA. Jeremías 20:11 Versión RV

EL TEMOR ES UNA AMENZA A NUESTRA FE: Y se apodera de nosotros la incredulidad, el temor contamina a los que nos rodean, en esta historia, basto que diez (10) hombres hicieran un reporte negativo, para que todo un pueblo se llenara de pánico y temor, que los llevo a la murmuración y a la queja contra Dios, el temor les impidió hablar bien y creerle a Dios, y los lleno de rebeldía, ¡¡Que fe mas grande la de Josué y Caleb!!, confesaron con su boca ante el pueblo “MAS PODREMOS NOSOTROS QUE ELLOS, PORQUE CON NOSOTROS ESTA DIOS”. ¿Que estamos hablando o escuchando? Palabras negativas, palabras que llenan de temor, expresiones como: Esta situación no tiene salida, aquí no hay nada que hacer, esta situación es un muerto y no veo como resucitará, llevo mucho tiempo cruzando este desierto y me quiero morir, Dios le responde a los demás pero a mi no. O vamos a hablar como Josué y Caleb y vamos a transmitir mensajes de bendición, de victoria y no de derrota. Confesemos la palabra de DIOS que tiene poder para derribar fortalezas, que las montañas de la dificultad caigan, los gigantes de la enfermedad, la mala situación financiera, la hechicería y la Idolatría, las adicciones, la rebelión y todo lo que impide tu bendición sean destruidos hoy en el nombre de Jesucristo, porque Dios está de nuestro lado y para ÉL no hay nada difícil. Ese matrimonio muerto resucita, esa enfermedad, es crisis económica que ya no tiene arreglo desde el punto de vista humano, Dios la puede cambiar, Jesucristo Resucitó a Lázaro después de cuatro días de muerto, Martha su hermana dudo y le dijo Señor su cuerpo hiede, y Jesús le respondió en Juan 11:40: No te he dicho que si crees veras la Gloria de Dios, así si tu le crees a Dios vas a ver su Gloria y a testificar de sus maravillas.

LA MURMURACIÓN Y LA QUEJA NOS HACEN PERDER LA BENDICIÓN: El pueblo lleno de pánico e incredulidad murmuro, además porque decidieron escuchar y creer las palabras negativas, le creyeron a las circunstancias y no a Dios, vieron que el problema era mas fuerte, que los podía matar y sus enemigos eran gigantes y dijeron: Números 14:2 Ojala muriéramos en Egipto, o en este desierto. Y Como ya lo he manifestado en varias ocasiones, he aprendido que las Palabras tienen mucho poder, he aprendido a hablar y a confesar la Palabra de Dios sobre mi hogar y mis hijos. Este pueblo se ato con los dichos de su boca y tal como hablaron les sucedió fueron heridos y murieron en el desierto al igual que los diez (10) hombres que desacreditaron la tierra que Dios había prometido e incitaron a todo el pueblo a murmurar contra Dios. Si nosotros subestimamos la Palabra de Dios e incitamos a otros a que no crean tendremos el mismo destino de estos hombres, seremos desechados por Dios. Nosotros tenemos formas similares de quejarnos cuando estamos en la lucha: Dios se olvido de mí, Dios no me escucha, me quiero morir, ayuno y oro y las cosas van peor, mejor era no haber conocido este camino, antes me iba mejor, o expresiones por el estilo, nos hacen perder terreno, perder la bendición y nos atamos a que cosas negativas vengan a nuestras vidas. Si tenemos un espíritu diferente hoy, el Señor honrará nuestra fe y nos dará a poseer la bendición a nosotros y a nuestra descendencia. ¿Haz murmurado, te has quejado? Pídele perdón a Dios y comienza a confesar la Palabra de Dios, habla palabras de victoria no de derrota, desde hoy habla de la siguiente manera y vas a ver la gloria de Dios:

SOY MÁS QUE VENCEDOR POR MEDIO DE JESUCRISTO. NI LA MUERTE, NI LA VIDA, NI ANGELES, NI PRINCIPADOS, NI LO PRESENTE, NI LO POR VENIR ME PODRÁN SEPARAR DEL AMOR DE DIOS QUE ES EN CRISTO JESUS SEÑOR NUESTRO. Romanos 8:37-38. AMEN.

DIOS ES TU GUARDA

Nosotros Damos por sentado que Dios cuida a los "pura sangre" del
mundo. A los que tienen narices limpias, que viven muy organizados,
aquellas almas puras que parecen haber sido creadas en conventos.
Cuando Dios ve por las calles que los perritos falderos de pura raza
y los gran danés, de inmediato abre su puerta. ¿Qué decir del resto
de nosotros? También nos perdemos, vagamos por las calles y
terminamos muy lejos del hogar. ¿Contamos igualmente con su
vigilancia y cuidado? El Salmo 91 nos ofrece un sonoro ¡sí! Por si
acaso necesitas conocer la naturaleza y la magnitud del señorío de
Dios, anídate bajo las amplias y refrescantes ramas de la poesía de
David.

"El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del
omnipotente.

Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; mi Dios, en quien
confiaré.

Él te librará del lazo del cazador, de la peste destructora. Con sus
plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro;

Escudo y adarga es su verdad. No temerás el terror nocturno, ni
saeta que vuele de día, ni pestilencia que ande en la oscuridad,

Ni mortandad que en medio del día destruya.

Caerán a tu lado mil, y diez mil a tu diestra; mas a ti no llegará.

Ciertamente con tus ojos mirarás y verás la recompensa de los
impíos.

Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza, al Altísimo por
tu habitación,

No te sobrevendrá mal, ni plaga tocará tu morada.

Pues a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus
caminos.

En las manos te llevarán, para que tu pie no tropiece en piedra.

Sobre el león y el áspid pisarás; hollarás al cachorro del león y
al dragón.

Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también le libraré, le pondré
en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.

Me invocará, y yo le responderé; con él estaré yo en la angustia;

Lo libraré y le glorificaré. Lo saciaré de larga vida, y le mostraré
mi salvación". (Salmo 91:1-16)

Los que habitan al abrigo del Altísimo vivirán tranquilos y
reposados.

Él los librará.

Él los cubrirá.

Ningún mal o temor les tocará.

Los ángeles les guardarán y llevarán.

El Señor dice que los librará y pondrá en alto.

Les responderá.

Estará con ellos en la angustia.

Les librará y les glorificará.

Les saciará y les salvará.

Dios ofrece más que la posibilidad de protección a la probabilidad
de salvación. ¿Te protegerá Dios? Tu serenidad es importante para tu
Creador. La presencia de Dios encapsula tu vida. Como tu guarda,
Dios es quien te separa del mal.

La presencia de Dios te provee tranquilidad y protección y mucho
más. Él requisa a todos los que se cruzan por tu camino, y a medida
que caminas con Él te dirige y te lleva por el mejor camino.
Mientras duermes, Él patrulla. " Con sus plumas te cubrirá, y debajo
de sus alas estarás seguro".

La imagen de vivir bajo la sombra del Omnipotente me recuerda un
picnic arruinado por la lluvia. Mis amigos y yo apenas logramos
escapar de la tormenta repentina en Texas antes de que se inundara
el parque. Mientras nos íbamos, mi amigo detuvo el auto y señaló con
el dedo un espectáculo de ternura sobre el suelo. Un ave madre quedó
expuesta a los elementos con su ala extendida sobre su pichón, el
cual había caído del nido en un árbol adyascente. La tormenta
inclemente le había impedido regresar al árbol, así que ella decidió
cubrir a su crío hasta que pasara el vendaval.

¿Sabes de cuántas ventiscas te ha protegido Dios? En este mismo
instante, su ala te protege como escudo. Un crítico destructivo que
se dirige con veneno hacia tu escritorio es interrumpido por una
llamada telefónica. Un ladrón encaminado hacia tu casa cambia de
planes al ver una llanta desinflada. Un conductor ebrio se queda sin
gasolina antes de que tu auto rebase el suyo. Dios es tu guardián
que te protege:

"del lazo del cazador"

"de la plaga destructora"

De la " pestilencia que ande en oscuridad"

Del "terror nocturno" y la "saeta que vuele de día"

Otra versión traduce esta tremenda promesa:"Nada malo te acaecerá "
¿Por qué suceden cosas malas? " irrumpe alguien." ¿Cómo se explica
mi traslado laboral, o el zángano que dice ser mi papá, o la muerte
de un hijo o una hija? Tal vez creas que tu juego de ajedrez tiene
una ficha que no cuadra con las demás .Si Dios es nuestro guarda,
¿por qué nos suceden cosas malas?

Piensa por un momento: ¿Te han pasado cosas realmente malas? Es
posible que Dios y tú tengan definiciones diferentes de la palabra
malo, como sucede entre padres e hijos. Si la buscas en un
diccionario de adolescentes, leerás definiciones como "barro en la
nariz", "pasar a solas la noche del viernes" o "examen de
geometría".Papá, "!esto de verdad es muy malo!" dice el joven
totalmente desconsolado. El papá, como ya ha pasado por ahí una o
dos veces, tiene una opinión y perspectiva muy diferentes. Los
barros en la cara desaparecen tarde o temprano y en poco tiempo
valorarás en gran medida una tarde tranquila en casa. ¿Un
inconveniente? Sí. ¿Una adversidad? Seguro. No obstante, estas cosas
no son malas por definición. Reserva ese adjetivo para las salas de
emergencia y los cementerios.

Lo que es malo para un niño no siempre lo es para un padre.

Lo que tú y yo calificamos como un desastre absoluto, Dios tal vez
lo catalogue como un problema del tamaño de un barro que pasará
inadvertido. Él ve tu vida como tú ves una película después de haber
leído el libro. Cuando algo malo sucede, sientes que la sala de cine
se queda sin oxígeno. Todos aguantan la respiración mientras ven la
crisis que se desenvuelve sobre la pantalla. En cambio, tú observas
todo sin sentir ansiedad. ¿Por qué? Porque ya leíste el libro y
sabes que los buenos del paseo saldrán avante de la situación que
parece imposible. Dios sabe tu vida con la misma confianza. Él no
solo ya leyó tu historia, Él mismo la escribió. Su perspectiva es
diferente y su propósito es claro.

Dios utiliza las luchas para endurecer nuestra piel
espiritual. "Hermanos míos tened por sumo pozo cuando os halléis en
diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce
paciencia. Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis
perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna" (Santiago 1:2-4)
Dios es un orfebre experimentado que tan pronto queda satisfecho con
la forma de su herramienta, empieza a aplanarla y pulirla a
perfección. Con el uso de martillos más pequeños o lijas de diverso
grosor, Él aplica golpes graduales y mesurados para alisar y decorar
su creación. Nadie lo detiene. Nadie puede quitarle el martillo y
decirle:" No trates tan duro ese pedazo de plata, ya le has dado
suficientes golpes". No, el artífice manipula y transforma el metal
hasta que termina con él. Según me han informado, algunos orfebres
pulen el metal hasta que puedan ver su cara reflejada en la
herramienta. ¿Cuándo dejará Dios de trabajarte? Cuando vea su
reflejo en ti. "Jehová cumplirá su propósito en mí" (Salmo 138:8).
Jesús dijo:"Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo" (Juan 5:17)

Dios guarda a los que acuden a Él. Los martillazos y golpes que
sientes no indican su distancia, más bien demuestran su cercanía.

Confía en su soberanía. ¿Acaso no se ha ganado ya tu confianza?

¿Ha dicho alguna vez una palabra que haya demostrado ser falsa? ¿Ha
dado una promesa que fuera mentira? Varias décadas siguiendo a Dios
llevaron a Josué a concluir:"No faltó palabra de todas las buenas
promesas que Jehová había hecho a la casa de Israel, todo se
cumplió" (Josué 21:45) Si buscas confiabilidad en el diccionario del
cielo, encontrarás la siguiente definición en una sola palabra:
Dios."Si fuéramos infieles Él permanece fiel, Él no puede negarse a
sí mismo" (Timoteo 2:13)

Haz una lista de sus errores. Muy difícil, ¿no es verdad? Ahora haz
una lista de las veces que te ha perdonado los tuyos. ¿Quién en
toda la tierra tiene un desempeño similar? "Fiel es el que os llama,
el cual también lo hará" (1Teslonicenses 5:25)

Puedes depender de Él, porque"es el mismo ayer, y hoy, y por los
siglos" (Hebreos 13:8) y puesto que Él es el Señor,"reinarán en tus
tiempos la sabiduría y la ciencia, y abundancia de salvación"(Isaías
55:6)

Confía en Él. "en el día que temo, yo en ti confío" (Salmo 56:3).
Únete a Isaías, quien resolvió:"me aseguraré y no temeré, porque mi
fortaleza y mi canción es Jehová, quien ha sido salvación para mí"
(Isaías 12:2)

Dios dirige tus pasos y se deleita en cada detalle de tu vida
(Salmo37:23-24). No importa quien seas, Dios no ve la diferencia
entre un cerdito regordete y un caballo pura sangre. Claro, eso no
significa que no te vea a ti. De hecho, mira a la distancia que Él
se acerca en un auto y se detiene al lado de la carretera. Ahora
Dios abre la puerta y tú entras para ocupar el lugar del pasajero.
Dime si no sientes más seguridad y confianza al saber que Él está al
control.

miércoles, 6 de junio de 2007

Que Hago Para No Caer En Depresion Y Elevar Mi Auto Estima

El desánimo no nos permite ver mas allá de las circunstancias adversas que nos están afectando y en consecuencia no buscamos donde debemos buscar la respuesta: solamente en Jesucristo nuestro Señor.

Todo hemos estado tristes o desanimados alguna vez en nuestras vidas, pero la depresión no es una tristeza normal, es algo más que eso.

Experimentar tristeza cuando algo va mal, se ha sufrido una pérdida o tenemos un problema grave, es un sentimiento natural e incluso a veces retador para adaptarnos a la situación y poder seguir adelante; pero la depresión es algo más profundo y duradero que afecta en gran manera el diario vivir de la persona que la padece.

La depresión es un estado emocional crítico del ser humano que afecta los sentimientos, pensamientos y actitudes, en el que se encuentra insatisfecho con la vida, consigo mismo y con todo lo que le rodea sin encontrar una respuesta a lo que le sucede, lo cual lo conduce a sentimientos de inferioridad, culpabilidad, impotencia, desesperación y ansiedad entre otros.

Sin embargo, no hay nadie que no haya pasado por algún estado depresivo en su vida ya sea leve o intenso, nadie está libre, ser cristianos no nos excluye pero si nos da la salida y la victoria sobre la depresión.

Identifica las causas:

En ocasiones el origen puede ser físico, así que lo primero que hay que hacerse es un examen médico para descartar o confirmar que esa pueda ser la causa de la depresión.

A veces es fácil detectar que es lo que nos está causando la depresión, sobre todo si son hechos concretos o adversidades, como la pérdida de un ser querido, una separación o divorcio, la pérdida de trabajo, problemas familiares etc.

Otra de las causas es cuando nos fijamos metas más altas de nuestras capacidades o posibilidades lo cual provoca un estado de frustración y de fracaso lo cual puede generar depresión. Esto puede suceder en todas las áreas de nuestra vida tanto personal, como profesional, en el matrimonio, en el hogar, con los hijos, ministerial, social, etc. Ocurre cuando hemos fijado metas fuera de la realidad, a nuestra manera, a la manera y los parámetros del mundo y no a la manera de Dios.

En Romanos12:3 el apóstol Pablo nos dice: “Digo, pues, por la gracia que me es dada, a cada cual que está entre vosotros, que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno.”

La depresión también puede tener un origen espiritual y ser causada por un pecado no resuelto, o debilidad en las obras de carne como dice Gálatas 5:19-21 “Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

La depresión en sí no es pecado, sino en algunos casos, una consecuencia del mismo. Ya sea por desobediencia espiritual, por altivez, orgullo o por debilidades que han abierto puertas al mismo.

Ya sea de origen espiritual o emocional la causa de la depresión, la consecuencia espiritual de ambas casi siempre tiende a ser la misma: apartarnos de Dios. ¿Por qué? Porque posiblemente el sentimiento que uno tiene es de que Dios nos ha abandonado o que nos ha rechazado. O porque sentimos vergüenza o culpa por nuestras debilidades y pecados.

Y, ¿sabes que es lo más tremendo de esto? Que eso es exactamente lo que Satanás quiere, desalentarnos de tal forma que nuestra fe en el amor y la misericordia de Dios se desvanezca.

El desánimo no nos permite ver mas allá de las circunstancias adversas que nos están afectando y en consecuencia no buscamos donde debemos buscar la respuesta: solamente en Jesucristo nuestro Señor.

¿Cuando buscar ayuda?

No tengas temor o vergüenza y no dudemos en buscar ayuda de un Pastor o consejero cristiano que te pueda ayudar, no trates de resolverlo sola, sobre todo si se presenta alguno o varios de los siguientes aspectos:

* Cuando no encontramos la causa y nuestra voluntad falla para buscar a Dios y cambiar nuestra actitud.
* Cuando existe desinterés completo por cumplir con nuestras responsabilidades.
* Si tenemos pensamientos suicidas.
* En caso de intento agresión física hacia otras personas
* Si ya se ha vivido antes un estado de depresión.
* Cuando no puedes dormir o duermes demasiado.
* Si no tienes hambre o estás comiendo compulsivamente.
* Te encierras y no deseas ningún tipo de relación social.
* Cuando esta situación está afectando y lastimando a tu familia o gente cercana.
* Cuando ya ha pasado mucho tiempo en ese estado (meses, un año)

¿Cómo evitar o vencer la depresión?

Entrégale todo a Dios

Una vez identificado el problema y los efectos que te está causando lo primero que debes hacer es rendir tu vida nuevamente al Señor, Reconoce que lo único que te puede ayudar a ser salir de esta situación es el poder y la misericordia de Dios juntamente con tu decisión y voluntad de ser libre de esa depresión.

“El que encubre sus pecados no prosperará Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia.; “Proverbios 28:13

“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.” 1Juan 1:9

Cambia tu mente

Un cambio de pensamiento implica un cambio de actitud así, pensamientos positivos generan actitudes positivas.

“Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad” Filipenses 4:8

“Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.” 1 Corintios 2:16

Alaba y agradece

Alaba a Dios en medio de la adversidad y agradece todas las bendiciones lo que haz recibido toda tu vida.

“Bendice, alma mía, a Jehová, Y no olvides ninguno de sus beneficios. El es quien perdona todas tus iniquidades, El que sana todas tus dolencias El que rescata del hoyo tu vida,”

Salmo 103:2-4

Clama y pide ayuda

El lo ha dicho, clama a mi y yo te responderé así que hazlo con fe y el hará la obra.

“Guárdame, oh Dios, porque en ti he confiado alma mía, dijiste a Jehová:

Tú eres mi Señor; No hay para mí bien fuera de ti”. Salmo 16:1:2

“Oye, oh Jehová, mi voz con que a ti clamo; Ten misericordia de mí, y respóndeme.

Mi corazón ha dicho de ti: Buscad mi rostro. Tu rostro buscaré, oh Jehová;” Salmo 27:7-8

Pide sabiduría, conocimiento y la guianza del Espíritu Santo para obrar de acuerdo a la voluntad de Dios.

Busca su Presencia y confía en El

Piensa siempre que El te ama. Que el amor de Dios no sea solamente un concepto en tu vida, El quiere que realicemos cuanto nos ama y que podamos experimentar su amor en toda su plenitud como dice Pablo en Efesios 3:16 : “para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios.”

Acéptate a ti misma

Aprende a vivir y a tratar por medio del Espíritu Santo con tus puntos débiles y a fortalecer tus dones y habilidades. No te compares ni trates de imitar a otros. Se tu misma porque a ti es a quien Dios ama y tiene un propósito específico para tu vida. Solo tú puedes ser la número uno y cumplir los propósitos que Dios tiene para ti. Tú no puedes cumplir los de otros ni los demás los tuyos. Tú eres única.

Si estás convencida del inmenso amor de Dios por ti, nada te separará de El y esta será la fuerza que te ayudará a vencer todos esos pensamientos negativos en tu vida porque es quien te justifica y quien intercede por ti delante del Padre.

¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el que justifica.

¿Quién es el que condenará? Cristo es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros.

¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?” Romanos 8:33-35

Así que te puedo asegurar que si dedicas con constancia tiempo a la oración y al estudio de la Palabra, difícilmente habrá un estado depresivo o de desánimo que pueda tomar control sobre tu vida. Como dice Romanos 8:37: Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó y con Cristo ¡todo es posible!

Las dos caras de la cruz

El Señor se enfrenta a la cruz y le hace frente a tres grandes realidades de pecado de su época:

el pecado personal, de cada uno de los hombres que están apoyando la crucifixión o que se burlan de Él, el pecado estructural de una sociedad injusta que no puede dejar al justo con vida y el pecado de la estructura religiosa corrompida, que deshumaniza al ser humano.

La cruz vista desde el punto de vista humano es el más triste y horrible de los espectáculos. Vemos en ella revelada la maldad del hombre, y por su puesto la mía y nuestra también.

Pero desde el punto de vista de Dios nos muestra lo profundo e incondicional que es el amor de Dios. La otra cara de la cruz.
Vamos a meditar acerca de las palabras de Jesús en la cruz y también acerca de las palabras que le dirigen a Jesús en la cruz.

Palabras que le dirigen a Jesús en la cruz.

Cita. Personajes. Dichos.
Mt 27: 40. los que pasaban. Tu, el que derribas el templo y en tres días lo reedificas, sálvate a ti mismo. Si eres Hijo de Dios desciende de la cruz.
Mc 15: 29-30. Los que pasaban. Bah! Tú que derribas el templo de Dios y en tres días lo reedificas, sálvate a ti mismo y desciende de la cruz.

Mt 27: 42-43. Principales sacerdotes, escribas, fariseos y ancianos. A otros salvó pero a sí mismo no puede salvarse. Si es el Rey de Israel que descienda ahora de l cruz y creeremos en Él. Confió en Dios; libérelo ahora si le quiere, porque ha dicho: "Soy Hijo de Dios".

Lc 23: 39 Uno de los malhechores. Si tu eres el Cristo, sálvate a ti mismo, y a nosotros.

Lc 23: 42 Uno de los malhechores. Acuérdate de mí cuando vengas en tu Reino.
Mt 27: 49 Otros. Deja, veamos si viene Elías a librarlo.
Mt 27: 54 El centurión y los que estaban con él custodiando a Jesús. Verdaderamente este era Hijo de Dios.

A lo largo de los evangelios vemos cómo son el pueblo, los soldados, los principales sacerdotes, ancianos, escribas, uno de los que estaba crucificado con Él los que se burlan y lo rechazan en este momento.

Es más o menos como cuando esperamos que alguien que está haciendo algo bueno se equivoque para poder criticarlo. Y estamos seguros que se equivocará ya que tarde o temprano todos lo hacemos, sólo es cuestión de esperar. Y esperamos, hasta que por fin se equivoca. Y allí salimos nosotros a aprovechar.
Jesús es rechazado por las personas que están allí, por las autoridades y por los principales religiosos de su época.

Lo curioso es que de quienes poco se podría esperar vienen las palabras de alegría y reconocimiento: del centurión, jefe de cien soldados y del malhechor crucificado.
"Acuérdate de mi cuando vengas en tu Reino"
"Verdaderamente este era Hijo de Dios".

La otra cara se ve en las palabras que Jesús dirige desde la cruz.

"Dios mío, Dios mío, porqué me has desamparado".

"Padre perdónalos porque no saben lo que hacen".

"Tengo sed".

"De cierto te digo: hoy estarás conmigo en el paraiso"
Lc 23: 43.

Estas son palabras de Jesús estando clavado en la cruz, dirigidas al ladrón arrepentido que estaba colgado a su lado.

¿Cómo puede ser que este ladrón consiguiera en un minuto lo que millones de feligreses intentan lograr toda su vida mediante ritos, rituales y ceremonias? ¿cómo puede ser que una persona que jamás se planteó el obrar conforme a la voluntad de Dios, en el último minuto de su vida consiga, casi por casualidad, estar junto al Señor en el paraíso ese mismo día?

Esto no es lógico. Visto desde la lógica de nuestro tiempo y de la de todos los tiempos, esto no es justo, no tiene explicación…
Desde nuestra perspectiva de varios años de banco en la iglesia no podemos dejar de ver al pecador arrepentido como el que cayó, o como el que puede caer nuevamente, y ahora hay que ver como se porta.
Y eso que Jesús nos dijo que no juzgáramos para no ser juzgados!

Aunque nosotros hayamos condenado a alguien a ser pecador perpetuo, el amor gratuito de Dios nos dice que existe para él la clara y genuina posibilidad de ser salvo.

El ladrón se arrepiente y le pide un lugar junto a Jesús. ¿Es que Jesús necesitaba algo más para concedérselo? ¿Qué alegraría más a Jesús que el pedido de un hijo perdido por estar otra vez junto a él en su casa?

Debemos reconocerlo: no está en nuestras manos la salvación ni la condenación.
Pero en las manos de Dios sí hay salvación, y ese es un ofrecimiento también para vos. Jesús te ama y te llama.

"Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu", Lc 23: 46.

Estas son palabras de Jesús cuando estaba clavado en la cruz, dirigidas en oración a su Padre.

Muchas veces vemos a Jesús como un superhombre, que no sufrió, sino que paso por todas sus pruebas sin hacerle mella.
Y a veces le pedimos que esa también sea nuestra situación.

Sin embargo Jesús se hizo tan ser humano, que sintió como su vida se desgarraba frente a las decisiones y cosas que tenía que enfrentar.
Frente a la muerte tuvo ganas de decir que no. Pero finalmente dijo: "en tus manos encomiendo mi espíritu".

“Estad quietos y conoced que Yo soy Dios”

Salmo 46:10, Que difícil es estar quieto. Que difícil es esperar. Ante la vorágine de este mundo agitado en que vivimos, ante las demandas que a diario se nos hacen, ante los compromisos en que nos envolvemos, ante las miles de situaciones que se nos presentan que alteran nuestro vivir, nuestra salud, y nuestro tiempo, la quietud se hace casi imposible. Y digo casi, porque está en nosotros mismos el buscar el espacio para tener unos momentos de quietud y poder pensar, meditar, enderezar los pensamientos y las decisions que debemos tomar.
Las consecuencias de la falta de quietud, para dar espacio para encontrarnos a nosotros mismos y reconocer que no es nuestra fuerza la que hace girar nuestra vida; nos trae problemas, decepciones, frustraciones, inquietud en el alma, y pérdida de nuestra salud.

Pero como los seres humanos creemos que todo lo podemos, que no necesitamos ayuda de nadie; seguimos adelante sin mayors consideraciones, creyendo que siempre vamos a tener las mismas fuerzas, el mismo empuje y la misma salud.

¡Cuan equivocados estamos! Porque aún cuando la juventud puede darnos esas fuerzas para enfrentar la vida, hay una fuerza mucho más potente que la fuerza de la juventud que es la que nos lleva de triunfo en triunfo aún en medio de la adversidad.

Y esa es la fuerza que se obtiene en la quietud, en el descanso, en el reposo, en la confianza en el Dios que nos creó, que nos salvó, que nos da la vida, que nos enseña el camino y que va junto a nosotros para tomarnos de la mano o cogernos en sus brazos cuando el camino se hace tortuoso y peligroso.

Esa quietud nos enseña a conocer a Dios. Porque conocer a Dios es mucho más que oir de El o que saber historias de la Biblia. Primeramente tenemos que estar confiados en que El nos conoce, que conoce nuestros corazones, nuestras costumbres, nuestro quehacer diario. Cuando internalizamos esa verdad podemos entonces aquietarnos para conocerle a El, para saber cuál debe ser nuestro caminar, nuestro andar por la vida. Para no andar como los que no tienen esperanza, para no caminar solos expuestos a caer en las tentaciones del maligno.

Cuando tenemos la certeza de que Dios nos conoce; podemos entonces oir Su voz cuando nos llama, podemos sentir el amor con que nos ama, un amor que excede a todo conocimiento, podemos entender Su dádiva de vida eternal en Cristo y conocer que por gracia se hizo pobre, siendo rico, para que con Su pobreza fuéramos nosotros enriquecidos.

Oyendo, sintiendo, entendiendo y conociendo; podemos entonces examinar nuestra vida y descubrir si estamos vestidos con la coraza de fe y de amor y con la esperanza de salvación como yelmo. Una fe que no esté fundada en la sabiduría humana, sino en el poder de Dios.

Una FE que traiga paz con Dios, una fe que añada virtud, conocimiento, dominio propio, paciencia, piedad y afecto fraternal.

Un AMOR que sea sin fingimiento, aborreciendo lo malo y siguiendo lo bueno. Un amor que nazca del corazón, un amor que nos una, un amor sin temor. Porque el que conoce y cree en este amor conoce a Dios, permanence en Dios y Dios en él.

Y una ESPERANZA de salvación, guardada para los que creen y aman a Cristo, porque El es nuestra esperanza de Gloria. Una esperanza que no avergüenza, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por su Espíritu Santo ya que por medio de Cristo Su Hijo el Padre nos ha reconciliado con El.

Si de este examen descubrimos que esta vestidura de fe, de amor, y esperanza de salvación sigue vigente en nosotros; entonces vamos a avivarlas, a compartirlas, a esforzarnos cada día más y a nunca avergonzarnos de ellas…

No esperemos los momentos difíciles para “estar quietos y conocer que el Señor es nuestro Dios” Porque es en esos momentos que con más intensidad tenemos que tener la certeza y la seguridad de que El reina en nuestra vida. Para que no nos entristezcamos como los que no tienen esperanza, par que no temamos como los que no tienen amor y para que no dudemos como los que no tienen fe.

Por el contrario, que sea en los momentos difíciles que se afianze nuestra fe, se crezca el amor y tengamos un fuerte consuelo en la esperanza de salvación que nuestro Señor nos ha dado.

Miremos con diligencia como andamos… seamos sabios. Aprovechemos bien el tiempo, tengamos momentos de quietud, y conozcamos ese Dios maravilloso que se preocupa y se ocupa de nosotros. Andemos siempre en su fe, en su amor, y en la esperanza de salvación, pues son ellos los que nos capacitan para alabarle y darle gracias por todo y en todo.
Así nos ayude Dios.

En busca del gozo

Seis verdades bíblicas. ¿Sabía usted que Dios nos ordena que seamos felices? “Deléitate asimismo en Jehová, y él te concederá las peticiones de tu corazón.” (Salmo 37.4)
1) Dios nos creó para su gloria
“ Trae de lejos mis hijos, y mis hijas de los confines de la tierra […]; para gloria mía los he creado.” (Isaías 43.6-7)

Dios nos creó para magnificar su grandeza, al igual que un telescopio magnifica las estrellas. Nos creó para poner de manifiesto su bondad y verdad, su hermosura y sabiduría y justicia. La gloria de Dios se manifiesta en grado máximo cuando nos deleitamos profundamente en todo lo que él es. Así, Dios recibe la alabanza, y nosotros el placer. Dios nos creó de tal forma que cuanto más nos satisfacemos nosotros en Él, más se glorifica Él en nosotros.

2) Todo ser humano debería vivir para la gloria de Dios
“ Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios.” (1 Corintios 10.31)

Si Dios nos creó para su gloria, está claro que deberíamos vivir para glorificarlo. Éste es nuestro deber porque fuimos diseñados precisamente con ese propósito. Así que, nuestra primera obligación es mostrar el valor de Dios sintiéndonos satisfechos con todo lo que él es para nosotros. En esta satisfacción se encuentra la esencia del amor a Dios (Mateo 22.37) y de la confianza (1 Juan 5.3-4) y el agradecimiento a él (Salmos 100.2-4). Ésa es la raíz de toda verdadera obediencia, especialmente del amor hacia los demás (Colosenses 1.4-5).

3) Ninguno de nosotros ha glorificado a Dios como debería
“Todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios.” (Romanos 3.23)

¿Qué significa “estar destituido de la gloria de Dios”? Significa que ninguno de nosotros ha confiado en Dios ni lo ha valorado como debería. No nos hemos quedado satisfechos con su grandeza ni hemos andado en sus caminos. Hemos buscado nuestra satisfacción en otras cosas a las cuales hemos dado más valor que a Dios, y ésta es la esencia de la idolatría (Romanos 1.21-23). Desde que entró el pecado en el mundo, todos hemos sido profundamente reacios a tener a Dios como el tesoro que nos satisface por completo (Efesios 2.3), lo cual es una terrible ofensa a la grandeza de Dios (Jeremías 2.12-13).

4) Todos nosotros estamos sujetos a la condenación justa de Dios
“La paga del pecado es muerte...” (Romanos 6.23)

Todos hemos menospreciado la gloria de Dios. ¿De qué manera? Prefiriendo otras cosas antes que a él. Siendo ingratos, desconfiados y desobedientes. Por lo tanto, Dios nos trata con justicia cuando nos niega el placer de su gloria para la eternidad. Sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder (2 Tesalonicenses 1.9).

La palabra “infierno” aparece en el Nuevo Testamento en doce ocasiones, y en once de ellas, es Jesús mismo quien la usa. No se trata, pues, de un mito creado por predicadores taciturnos y llenos de ira. Es un aviso solemne de parte del Hijo de Dios, quien murió para rescatar a los pecadores de la condenación eterna. Corremos un gran peligro al ignorarlo.

Si la Biblia acabara aquí su análisis de la condición humana, estaríamos condenados a un futuro sin esperanza. Sin embargo, hay más...

5) Dios mandó a su único Hijo, Jesús, para que podamos tener vida eterna y gozo
“Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores..." (1 Timoteo 1.15)

Las buenas nuevas son que Cristo murió por pecadores como nosotros, y resucitó físicamente para validar el poder salvador de su muerte y para abrir las puertas de la vida eterna y del gozo (1 Corintios 15.20). Es decir, Dios puede absolver a los pecadores culpables y seguir siendo considerado justo (Romanos 3.25-26). Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios (1 Pedro 3.18). De la reconciliación con Dios es de donde surge toda satisfacción profunda y duradera.

6) Los beneficios comprados por la muerte de Cristo les pertenecen a los que se arrepienten y confían en él
“Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados” (Hechos 3.19). “Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo” (Hechos 16.31).

“Arrepentirse” significa rechazar todas las promesas engañosas del pecado. “Fe” significa estar satisfecho con todo lo que Dios promete ser para nosotros en Jesús. El que en mí cree, dice Jesús, no tendrá sed jamás (Juan 6.35). No nos ganamos la salvación; no podemos merecerla (Romanos 4.4-5). La recibimos por gracia, por medio de la fe (Efesios 2.8-9); es un regalo gratuito (Romanos 3.24). La tendremos si la valoramos sobre todas las cosas (Mateo 13.44). Cuando así lo hacemos, se cumple el propósito de Dios para la creación: Él se glorifica en nosotros y nosotros nos satisfacemos en él, para siempre.

¿Le parece que lo que le decimos tiene sentido?
¿Le gustaría tener el tipo de felicidad que se experimenta al sentirse satisfecho con todo lo que Dios es para usted en Jesús? Si es así, entonces Dios está obrando en su vida.

¿Qué debería hacer usted?
Deje de confiar en las promesas engañosas del pecado. Clame a Jesús para que le salve de la culpa, el castigo y la esclavitud. Todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo (Romanos 10.13). Empiece a depositar su confianza en todo lo que Dios es para usted en Jesucristo. Rompa el poder de las promesas del pecado por su fe en la satisfacción superior de las promesas de Dios. Empiece a leer la Biblia para encontrar sus preciosas y grandiosas promesas, que le pueden liberar (2 Pedro 1.3-4). Encuentre una iglesia cimentada en las verdades bíblicas y empiece a adorar a Dios y a crecer junto a otras personas que valoran a Cristo por encima de todas las cosas (Filipenses 3.7).

La mejor noticia del mundo es que no tiene que haber ningún conflicto entre nuestra felicidad y la santidad de Dios. Satisfacernos con todo lo que es Dios para nosotros en Jesús lo magnifica como un gran Tesoro.

“ Me mostrarás la senda de la vida; en tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra para siempre.” (Salmo 16.11)

¿Sabes quien es tú Consuelo?



Isaías 51,12-13
51,12 Yo, yo soy el que te consuela. ¿Por qué tienes miedo a los hombres mortales, a un hijo de hombre que desaparecerá como el pasto?
51,13 ¿Acaso te has olvidado del Señor, que te creó, que extendió los cielos y que fundó la tierra? Pues te lo pasas siempre asustado al ver la rabia del tirano, como si pudiera destruirte.

Buenos días en esta mañana el Señor quiere recordarte quien es tú consolador, quien es tú fuerza, quien es tú auxilio, quien es tú ayuda, quien es tú escudo, y es por eso que nos pone en nuestro caminar esta palabra tomada de la profecía de Isaías, en donde el Señor nos habla por medio del profeta.

Y hoy debo preguntarte en el nombre de Jesús de quien tienes miedo, a que le temes, será acaso a un ser mortal, a un hijo de hombre como nos dice este texto maravilloso que nos regala el todopoderoso, mira mi hermano(a) como dice la palabra de Dios si Dios esta conmigo, quien contra mí, no existe nada ni nadie que pueda dañarnos, que pueda tan siquiera tratar de lastimarnos, claro esta si confiamos plenamente en que Dios es nuestro escudo y nuestra fortaleza.

Amigo(a) el Señor nos dice que no debemos preocuparnos mas de la cuenta por las personas en el sentido del temor, porque esta bien claro que sí debemos preocuparnos e interesarnos por el prójimo para socorrerlo cuando lo necesite, pero en materia de miedo, de temor, de inseguridad no debemos exagerar ese temor a los hombres, por mas fuertes que se vean, por mas grande que se mire, sabes el Señor esta a tú lado.

Y es que no debemos olvidarnos que el Señor todo lo puede, que el Señor ha sido quien creó el cielo y la tierra y todo cuanto habita sobre la tierra, por lo que no crees que ayudarnos, consolarnos, escudarnos, llenarnos de su fuerza sea sencillo de realizar, pues claro que es fácil para el que todo lo puede.

Sabes no existe nadie que pueda intentar destruir el amor que Dios ha puesto en tú corazón, ni el enemigo con todas sus mentiras y engaños puede destruirte, a menos que tú le des permiso, a menos que tú le dejes actuar en tú vida, a menos que tú decidas por voluntad propia no seguir la voluntad de Dios y dejarte envolver por las corrientes del mundo, el Señor esta a tú lado en todo momento y no debemos sentir miedo, no debemos sentir angustia en nuestro corazón, especialmente porque contamos con el inmenso e infinito amor de Dios, porque contamos con la renovación de sus misericordias cada mañana, porque la gracia de Dios es derramada incansablemente a todo momento sobre quienes desean recibirlas.

Así que mi hermano(a) te invito en el nombre poderoso de Jesús a que dejes atrás ese temor, esa angustia, esa depresión, esos malos pensamientos, ese negativismo en el que muchas veces nos sumergimos, te invito para que empieces o continúes recibiendo las gracias que Dios tiene reservadas para ti, vamos tómalas, sin temor alguno, porque están hechas solamente para que tú las recibas, porque están hechas para que puedas ser realmente feliz, porque están hechas para que no pases necesidades, para que no pases dolencias, carencias.

Vamos anímate a dejar atrás ese temor a los hombres que son semejantes a ti, deja ya en el nombre de Cristo Jesús ese miedo a enfrentarte a la vida solamente escudado en el Señor, deja ya ese temor a ser feliz, a encontrar de nuevo ese primer amor, sí mi amigo(a) ese primer amor que es Cristo, vamos déjate envolver por la gracia, misericordia, paz y amor de Cristo Jesús y deja atrás la angustia.

Siguiendo al Señor puedes recuperar esa autoestima que tienes tan baja y convertirla en un autoestima enorme, siempre sustentada en la voluntad de Dios para con El, para con uno(a) mismo(a) y para con los demás, así que adelante, da ese primer paso en busca de la verdadera felicidad que produce seguir al Señor.

viernes, 1 de junio de 2007

Una Busca Inútil

Una Busca Inútil

"Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que
cree en mí, aunque esté muerto, vivirá" (Juan 11:25).

Cuando era aún bien joven, Moody fue llamado para predicar
en una ceremonia fúnebre. Buscó en todos los cuatro
Evangelios en la tentativa de encontrar un sermón fúnebre de
Cristo, pero la busca fue en van. Descubrió que Jesus
impidió todos los entierros a los cuales frecuentó. La
muerte no podía existir donde él estaba. Cuando los muertos
oían suya voz, saltaban para la vida. El Señor dijo: "Soy la
resurrección y la vida."

Las historias bíblicas nos relatan que por donde Jesus
pasaba las bendiciones eran abundantes. Las multitudes se
comprimían junto a Él porque sabían que cosas maravillosas
acontecían a los que de él se aproximaban. La muerte no era
capaz de resistir a Su poder. Las enfermedades no aguantaban
el sonido de Su voz. Las necesidades se fugaban rápidamente
porque al llegar Él siempre suplía todas las necesidades del
pueblo. Los panes eran multiplicados, los piscis, por pocos
que fuesen, alimentaban millares con abundancia.

¿Y qué experiencia hemos sacado de todo eso? ¿Reclamamos de
la falta de dinero? ¿Murmuramos cuando alguna enfermedad nos
¿alcanza? ¿Queixamonos de abandono y soledad? Él nos
prometió todo el cuidado y suministro, dejó bien claro que
es el Señor que sara, nos acarició el corazón y garantizó
que estaría a nuestro lado todos los días. ¿Hemos confiado
en ese? ¿La Palabra del Señor ha sido nuestra base o a
dejamos de lado, como un material dispensable en la obra de
construcción de nuestras vidas?

Cuando Cristo está presente en todos nuestros momentos, nada
tenemos que temer y ningún motivo tenemos de lamentarnos. Es
nuestro mejor Amigo, nuestro Ajudador, nuestro Dios Todo
Poderoso y la certeza de que nuestros días serán plenos de
goce y alegría.

Con Él, la muerte espiritual jamás se aproximará y la muerte
física simplemente nos acarreará a la vida abundante y
eterna.

PISADAS

Pisadas
--------------------------------------------------------------------------------

Andrés Bonar solía decir que siempre es fácil observar y seguir las pisadas de una persona si andamos muy cerca por detrás de ella, pero que si nos quedamos un poco lejos, resulta más difícil.

De la misma manera, si seguimos de cerca al Maestro nos será fácil ver el camino, pero si tratamos de seguirle de lejos muy difícil nos será conocer cuál sea el sendero.

2 Samuel 22:37 "Tú ensanchaste mis pasos debajo de mí, Para que no titubeasen mis rodillas"
Job 31:4 "¿No ve él mis caminos, Y cuenta todos mis pasos?"
Job 34:21 "Porque sus ojos están sobre los caminos del hombre, Y ve todos sus pasos"
Salmos 37:23 "Por Dios son ordenados los pasos del hombre, Y aprueba su camino"
Proverbios 4:12 "Cuando anduvieres no se estrecharán tus pasos; Y si corrieres, no tropezarás"

En el amor no hay temor

I Juan 4,18-19
4,18 No hay temor en el amor; sino que el amor perfecto expulsa el temor, porque el temor mira el castigo;

4,19 quien teme no ha llegado a la plenitud en el amor. Nosotros amemos, porque él nos amó primero.

Buenos días, que el Señor todopoderoso derrame su Santo Espíritu sobre cada uno(a) de ustedes y sobre sus familias, trabajos, estudios y demás actividades, el Señor de señores nos regala una promesa bellísima, nos dice que no hay temor en el amor, que si tenemos un corazón dispuesto a amar no tenemos porque sentir temor.

No tenemos porque sentirnos abatidos, tristes, deprimidos, angustiados, frustrados ni olvidados; porque en el amor están todas las armas para poder dejar de lado todas estas mentiras que el enemigo trata de meter en nuestro pensamiento, para distanciarnos de la presencia de Cristo Jesús.

Y es que definitivamente el enemigo engañador busca por todas partes como hacernos sentir seres inservibles para llevar a cabo el plan salvífico de Dios para con la humanidad, por eso es que trata de llenarnos de temor, pero no precisamente de temor a Dios; sino que nos mete un temor hacia las demás personas, hacia el entorno en el cual nos debemos desenvolver, pero sabes mi hermano(a) el Señor Jesús viene en tu auxilio, viene en tu socorro y te tiende la mano para que dejes atrás ese temor y te empieces a sentir amado por Dios o continúes sintiéndote amado por el Padre Celestial.

Y es que como dice esta palabra que el Señor nos regala en este día, quien teme es sencillamente porque no ha podido alcanzar la plenitud en el amor que Dios le ofrece, es sencillamente porque no se ha dejado alcanzar y abrazar por las manos del maestro que sin importar los huecos causados por los clavos en la cruz del calvario, esta ahí dispuesto a darte de su amor, dispuesto a entregarte toda su gracia, toda su misericordia, todo su perdón para que no sintamos temor, para que no sintamos miedo a la oscuridad, a los demás, al ambiente.

El maestro de Galilea desea en lo mas profundo de su corazón poderte amar, pero anhela mucho mas que tu y yo lo podamos amar como El nos ama; y es por eso que nos dice en su palabra que nosotros debemos amarnos porque El nos amó primero, Jesús desea que el amor sea una de las prioridades en nuestro paso por esta tierra que actualmente esta tan llena de temores, de angustias, de tristezas, de estrés, de depresiones, de dolencias, de inseguridades, pero déjame decirte en el nombre poderoso de Cristo Jesús que tú vales mucho y que eres mucho mas que ese enemigo que solo busca como alejarte de esa presencia sanadora, liberadora, restauradora, limpiadora del poder de Cristo Jesús.

Así que vamos adelante, no tengas mas temor a enfrentarte al enemigo, porque recuerda que tienes a tu lado al que salió victorioso del enfrentamiento contra la muerte, no temas en enamorarte del que por amor se entregó totalmente y venció en la cruz del calvario al pecado, no tengas miedo mi amigo(a) que el Señor ya ha ganado la batalla por ti y por mi y a nosotros solo nos queda estarle recordando al enemigo que siempre estará bajo nuestros pies y que por lo tanto no puede llenarnos de temor, vamos anímate a darle tu amor a Cristo y ser victorioso como lo es Cristo

martes, 29 de mayo de 2007


Una Puerta Para Grandes Bendiciones



"Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les
ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito
son llamados" (Romanos 8:28).

Algunos hermanos visitaban una prisión y allí oraban por
aquéllos que estaban encarcelados. Una mujer, allí
encontrada, había se tornado cristiana. Dijo a ellos:
"agradezco a Dios por haber sido enviada para la prisión.
Allá afuera yo jamás entré en una iglesia, jamás di
importancia a la Biblia y siquiera pensé en Dios en
cualquier situación. Pero," dijo ella, "yo enfrenté
problemas y fui presa. Mi corazón estaba en pedazos, mi
futuro era tenebroso, pero aquí en la prisión yo oí el
Evangelio y fui salva. Iría para el infierno si no hubiese
sido traída para este lugar despues las dificultades que
enfrenté."

Es en las horas de grandes tormentas que más nos aproximamos
al Señor. Cuando las luchas aparecen y la aflicción nos
domeña, sentimonos sin fuerzas, debilitados, y recordamos
del Señor que siempre está cerca, presto a abrazarnos bien
fuerte y decir: "Hijo, Estoy aquí. No tenga miedo porque mi
gracia le salvará."

Es claro que nadie anhela ir para una prisión. Pero, para
aquella mujer, ha sido la mayor bendición de su vida. Cada
un tiene una experiencia diferente, pero es cierto que,
muchas veces, las grandes tribulaciones por qué pasamos nada
más son que una puerta aberta por Dios para nuestra
liberación y salvación.

Si estamos delante de un problema financiero, preguntemos al
Señor lo que anhela nos enseñar y que bendición nos aguarda
en el paso siguiente. Si Él permite que una enfermedad nos
alcance, oremos para que Él nos revele el propósito de tal
permiso. Si nuestros días parecen estar en el centro de un
huracán y si el temor nos saca la paz, miremos para el alto
y esperemos que Él ordene a los vientos que cesen para que
sepamos que tipo de victoria nos aguarda.

Nuestra felicidad consiste en confiar siempre en el Señor y
tener la plena convicción que sea cual sea la angustia por
la cual estamos pasando, todo acabará y el sol de las
bendiciones de Dios volverá a brillar sobre nuestras vidas.

DIOS ESTA EN CONTROL



1 Pedro 4:12, 13 “Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha
sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, sino gozaos”
Como uno puede gozarse en la prueba?


Y entonces me voy al libro anterior y encuentro en Santiago 1:2 “Hermanos
míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas”. Y al
meditar en esta palabra tiene que haber algo que yo no se o que tu no sabes,
por lo que no puedes cumplir esta palabra. Pues cuando viene la prueba, la
Biblia te dice que te goces y aun la misma carta de Santiago que lo tenga
por sumo gozo. Algo esta mal en nosotros. Porque cuando viene la prueba lo
que hacemos es deprimirnos. Es ponernos tristes, es ponernos a llorar, es
quejarnos, pero nunca gozarnos.

Hablar de prueba y no hablar de Job, seria un mensaje incompleto. No conozco
a alguien en la Biblia más probado que Job. Al mencionar el nombre de Job
inmediatamente lo relacionamos con pruebas. Y la forma en que se desenvolvió
la prueba y la revelación divina y su victoria final, tienen que ayudarnos a
entender porque tenemos por sumo gozo estar en las pruebas.

La prueba y la paciencia van de la mano. Cuando viene la prueba, revístete
de paciencia. Nueve meses duro la aflicción de Job. Tres días duro la
aflicción de Abraham, cuando Dios le dijo sacrifica a tu hijo. Y el salio de
su casa a la tierra de Moriah. Un día duro la aflicción de Daniel. Una hora
duro la aflicción de Sadrac, Mesac y Abednego. A la iglesia de Esmirna en el
Apocalipsis Dios le dice: Ten paciencia 10 días.

No lo entiendes, pero Dios esta en control. (Salmo 46:10) Estad quietos y
conoced que yo soy Dios. Espera pacientemente si estas en la prueba. Porque
en breve tendrás una revelación de Dios como nunca antes lo has tenido. En
breve Dios aplastara a Satanás bajo tus pies. En breve Dios avergonzara a
tus enemigos. En breve y en breve. En un solo día te devolverá el doble.
Tienes que ser paciente. (Filipenses 4:19)

lunes, 28 de mayo de 2007

Cuando Suceda...



"Cuando lleguemos a la estación sucederá!", exclamamos. "Cuando cumpla los dieciocho." "Cuando compre un Mercedez Benz." "Cuando se hayan graduado mis hijos." "Cuando Pague la casa". "Cuando consiga un ascenso.". "Cuando me jubile, ¡Qué Feliz voy a ser por el resto de mi vida!.

Tarde o temprano comprendemos que no existe tal estación; no hay un sitio al que llegar de una vez para siempre. El verdadero gozo de la vida esta en el viaje. La estación es solo un sueño. Se aleja de nosotros sin cesar.

"Disfruta el momento" es un buen lema, sobre todo si lo complementas con el Salmo 118:24: "Este es el día que ha creado el Señor; regocijémonos en él". No son las cargas del hoy lo que enloquece al hombre. Son los arrepentimientos por el ayer y el miedo al mañana.

Por eso, deja ya de recorrer los pasillos y contar los kilómetros. En Cambio, escala más montañas, toma más helado, camina descalzo con más frecuencia, zambúllete en más ríos, contempla más atardeceres, ríe más, llora menos. Es preciso vivir la vida en pleno viaje. La estación llegará demasiado pronto.

Robert J. Hastings

2 Corintios 5:17 "De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es: las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas."

Tú Dices...




Tu dices: Es Imposible
Dios Dice: Todo es Posible (Lucas 18:27)
Tu dices: Estoy cansado
Dios dice: Yo te haré descansar ( Mateo 11:16 - 30)
Tu dices: Nadie me ama
Dios dice: Yo te amo (Juan 3:16 & 13:34)
Tu dices: No puedo continuar
Dios dice: "Mi gracia es suficiente" 1 Corintios 12:9
Tu dices: No entiendo las cosas
Dios Dice: "Yo te guiare" Proverbios 3:5-6
Tu dices: No lo puedo hacer
Dios Dice: "Tu puedes hacerlo" Filipenses 4:13
Tu dices: No me puedo perdonar
Dios dice: Yo te perdono" 1 Juan 1:9 & Romanos 8:1
Tu dices: Me siento solo
Dios dice: "Nunca te dejare solo" Hebreos 13:5

"Por todas las cosas negativas, nos tenemos que decir," "Dios tiene la respuesta para ello?"

Las almas gigantes


Filipenses 4:13 ¡Todo lo puedo en Cristo que me fortalece!
¿Qué clase de alma tu eres; grande o pequeña?

Las almas grandes oran; "Señor, hazme tan grande como mis problemas."
Las almas pequeñas oran; "Señor, dame una vida fácil."

Las almas gigantes oran; " Señor, dame la fuerza suficiente durante
un día difícil, " mientras las almas pequeñas piden; " Señor, déjame
tener una carga ligera. "

El alma ocupada ora; "Señor, estate a mi lado hasta que yo termine mi
tarea, " mientras el alma débil dice; "Yo estoy cansado de todo y me
voy a rendir. "

Cuando Pablo nos dice que todo lo puede en Cristo porque Este le
fortalece, sin lugar a dudas, él quiso decir todo. Y todo es todo.
Las almas grandes, se crecen en el infortunio, se fortalecen en las
pruebas y aprenden a confiar en Dios, no importa lo que les presente
el día. Las almas pequeñas de todo se quejan, todo lo cuestionan y a
la menor oportunidad se rinden.

¿Qué clase de alma habita en ti?

LOS TRES ESCALONES.


La vida siempre plantea retos. Pero es
más importante como ves esos retos.

Las personas durante su vida, pasan por tres escalones, los
llamaremos: “Los 3 escalones de la evolución
personal”.

Tienes que pisar por cada uno. Hay personas que se quedan para
siempre en el primer o segundo escalón.
Tu desafío, es llegar al tercero.

Estos son los tres escalones de la evolución personal: 1.-
Sufrir. “¿Por qué Dios no se apiada de mi?” “¿Por
qué las personas son tan malas?” “¿Por qué me tiene
que pasar esto a mi?”. Esta forma de pensar cierra todas tus
posibilidades de crecer. Hace que te encierres en un círculo
vicioso de tristeza, del que rara vez escapas durante tu vida.

2.- Aprender de las derrotas. Es la mentalidad de “¿Qué
puedo aprender de esto que me está pasando?” “¿Qué
puedo hacer al respecto?”.

Este es el segundo escalón de la evolución personal.
Superas la mentalidad de sufrir y comienzas a crecer. Pero este
escalón solo es una verdad a medias. Si te quedas en él,
serás una luchadora incansable que se enfocará en el
éxito desde el punto de vista social: dinero, casa, familia,
etc. Y tarde o temprano durante tu vida, en especial cuando
estés a punto de llegar a la vejez, te darás cuenta que has
estado pedaleando en el vacío “¿Qué sentido tiene todo
lo que estoy haciendo? Algo me falta”.

Pero si luchas con tenacidad por encontrar la respuesta, tarde o
temprano subirás al tercer escalón...

3.- El propósito de tu vida. Llegarás a ver tu vida como
una misión de vida que tienes que llevar a cabo.
Te voy a pedir que retrocedas en el pasado 10 años. Y veas
como cada una de las acciones de tu vida, te llevaron
cuidadosamente al momento que estás viviendo hoy. Verás con
claridad que cada persona y circunstancia de tu pasado, parecen
acomodarse como si fueran piezas de un rompecabezas.

Descubrirás que el que te despidieran de tu trabajo, te
obligó a ir por sendas que ahora estás muy agradecida.
Comprenderás que el que tu novio te dejara, te llevó a
conocer al hombre de tu vida con el que actualmente estás
casada. Cada hecho está ligado con el siguiente.

Cuando llegues al tercer escalón, el éxito social será
secundario para ti.

Al contrario de las personas que están en el escalón 1 y 2,
que se enfocan en recibir, cuando estés en el escalón 3, te
concentrarás en dar.

Tu vida será una mágica aventura. Vivirás en el
presente, preguntándote que tiene que ver determinada persona
o circunstancia con tu misión.

La única forma de que seas feliz plenamente, es estando en el
escalón 3.

Sabrás que tu vida tiene un propósito.

Cuando cambies de enfoque interior para buscarlo, los maestros
aparecerán para enseñarte lecciones y dirigirte a cumplir
tu misión.
Pueden presentarse en la forma de un amigo, un niño o una nota
en el periódico que por arte de magia aparecerá.
No es coincidencia. Recibirás pistas a lo largo de tu vida,
que te dirán que hacer. Solo mantente alerta y sigue tu
intuición.

Así que recuerda: solo cuando estés en el tercer
escalón de la evolución personal experimentarás esa
sensación interior de plenitud. Tu vida tiene un propósito
y tu tarea es descubrirlo.

Y tú ¿En que escalón te encuentras?

ACTITUD


ACTITUD Mientras más amo, más realizo el
impacto de la actitud en la vida.

Actitud es a menudo más importante que los hechos.
Actitud es más importante que el dinero.
Actitud es más importante que el pasado.
Actitud es más importante que las circunstancias.
Actitud es más importante que los fracasos o los éxitos.
Actitud es más importante que lo que la otra gente piensa,
dice o hace.
Actitud es más importante que la habilidad física, o
capacidad mental.
Actitud destruirá una compañía... una iglesia... o un
hogar...

Lo notable es que tengo una opción todos los días, con
respecto a la actitud que abrazaré para ese día.
No puedo cambiar el pasado.
No puedo controlar el futuro.
No puedo controlar cómo actuará otra persona.
La única cosa que puedo hacer es controlar mi propia actitud.

Estoy convencido de que la vida es 10% lo que me sucede, y 90%
cómo reacciono a ello.

Todo depende de mí, porque yo estoy a cargo de mi ACTITUD.

viernes, 18 de mayo de 2007

Cientificos reconocidos reconocen a Dios


A. EINSTEIN: «A todo investigador profundo de la naturaleza no puede menos de sobrecogerle una especie de sentimiento religioso, porque le es imposible concebir que haya sido él el primero en haber visto las relaciones delicadísimas que contempla. A través del universo incomprensible se manifiesta una Inteligencia superior infinita».

Ch. DARWIN: «Jamás he negado la existencia de Dios. Pienso que la teoría de la evolución es totalmente compatible con la fe en Dios. El argumento máximo de la existencia de Dios, me parece, la imposibilidad de demostrar y comprender que el universo inmenso, sublime sobre toda medida, y el hombre, hayan sido frutos del azar».

N. COPÉRNICO: «¿Quién, que vive en íntimo contacto con el orden más consumado y la sabiduría divina, no se sentirá estimulado a las aspiraciones más sublimes? ¿Quién no adorará al Arquitecto de todas estas cosas?».

T. A. EDISON: «Mi máximo respeto y mi máxima admiración a todos los ingenieros, especialmente al mayor de todos ellos, que es Dios».

HATHAWAY: (padre del cerebro electrónico «La moderna física me enseña que la naturaleza no es capaz de ordenarse a sí misma. El universo supone una enorme masa de orden. Por eso requiere una Causa Primera, grande, que no está sometida a la segunda ley de la transformación de la energía y que, por lo mismo, es sobrenatural».

W. VON BRAUN: «Por encima de todo está la gloria de Dios, que creó el gran universo, que el hombre y la ciencia van escudriñando e investigando día tras día en profunda adoración».

A. M. AMPERE: «¡Cuán grande es Dios, y nuestra ciencia, una pequeñez!».

I. NEWTON: «Lo que sabemos es una gota, lo que ignoramos, un inmenso océano. La admirable disposición y armonía del universo no ha podido salir sino del plan de un Ser omnisciente y omnipotente».

K. F. GAUSS: «Cuando suene nuestra última hora, será grande e inefable nuestro gozo al ver a Quien en todo nuestro quehacer sólo hemos podido columbrar».

G. MARCONI: «Lo declaro con orgullo: soy creyente. Creo en el poder de la oración y creo no sólo como católico, sino como científico».

C. LINNEO: «He visto pasar de cerca al Dios eterno, infinito, omnisciente y omnipotente, y me he postrado de hinojos en adoración».

E. SCHRÖDINGER: (premio Nobel de Física, creador de la Mecánica Ondulatoria) «La obra maestra más fina es la hecha por Dios según los principios de la mecánica cuántica».

K. L. SCHLEICH: (célebre cirujano, descubridor de la anestesia local) «Me hice creyente por el microscopio y la observación de la naturaleza, y quiero, en cuanto esté a mi alcance, contribuir a la plena concordia entre la ciencia y la religión».

J. KEPLER: «Si Dios es grande, grande es su poder, grande su sabiduría. Alabadle, cielos y tierra. ¡Mi Señor y mi Creador! La magnificencia de tus obras quisiera yo anunciarla a los hombres en la medida en que mi limitada inteligencia puede comprenderla».

Sir Fred HOYLE: (gran astrónomo y matemático) «El universo de las galaxias se dilata, y se crea continuamente en el espacio nueva materia para mantener constante la densidad media del universo, y esto exige la existencia de un Creador».

A. S. EDDINGTON: (astrónomo y matemático inglés) «Ninguno de los inventores del ateísmo fue naturalista, sino filósofos mediocres. El origen del universo presenta dificultades insuperables, a no ser que lo consideremos sobrenatural».

J. barón VON LIEBIG: (químico y fisiólogo alemán) «La grandeza e infinita sabiduría del Creador la reconocerá realmente sólo el que se esfuerce por extraer sus ideas del gran libro que llamamos naturaleza».

E. WHITTAKER: (investigador y catedrático de la Universidad de Edimburgo) «Cuando se investiga profundamente sobre el origen del universo, no hay más opción que convertirse al catolicismo».

Siempre Adelante


Cuentan que un muy buen hombre, que vivía en el campo, tenía problemas físicos. Un día se le apareció Jesús y le dijo: "Necesito que vayas hacia aquella gran roca de la montaña, y te pido que la empujes día y noche durante un año". El hombre quedó perplejo cuando escuchó esas palabras, pero obedeció y se dirigió hacia la enorme roca de varias toneladas que Jesús le mostró.

Empezó a empujarla con todas sus fuerzas, día tras día, pero no conseguía moverla ni un milímetro. A las pocas semanas llegó el diablo y le puso pensamientos en su mente: "¿Por qué sigues obedeciendo a Jesús? Yo no seguiría a alguien que me haga trabajar tanto y sin sentido. Debes alejarte, ya que de nada sirve que sigas empujando esa roca, nunca la vas a mover".

El hombre trataba de pedirle a Jesús que le ayudara para no dudar de su voluntad, y aunque no entendía se mantuvo en pié con su decisión de empujar. Con los meses, desde que salía el sol hasta que se ocultaba, aquel hombre empujaba la enorme roca sin poder moverla, mientras tanto su cuerpo se fortalecía, sus brazos y piernas se hicieron fuertes por el esfuerzo de todos los días.

Cuando se cumplió el tiempo, el hombre elevó una oración a Jesús y le dijo: "Ya he hecho lo que me pediste, pero he fracasado, no pude mover la piedra ni un centímetro". Y se sentó a llorar amargamente pensando en su muy evidente fracaso.

Jesús apareció en ese momento y le dijo: "¿Por qué lloras? ¿Acaso no te pedí que empujaras la roca? Yo nunca te pedí que la movieras... Ahora, mírate, tu problema físico ha desaparecido. NO has fracasado, yo he conseguido mi meta, y tú fuiste parte de mi plan".

Muchas veces al igual que este hombre, vemos como ilógicas las situaciones, problemas y adversidades de la vida, y empezamos a buscarle lógica, nuestra lógica, a la voluntad de Dios y viene el enemigo y nos dice que no servimos, que somos inútiles o que no podemos seguir.
El día de hoy es un llamado a "empujar" sin importar qué tantos pensamientos de duda ponga el enemigo en nuestras mentes, pongamos todo en las manos de Jesús, y El por medio de su voluntad nunca nos hará perder el tiempo, mas bien, nos hará ser más fuertes!

-Jeremías 29:11 "Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice el Señor, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis."
-Romanos 12:2 "Reformaos por la renovación de vuestro entendimiento, para que experimentéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta."
-Filipenses 1:6 "Estando confiado de esto, que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo;"
-Proverbios 3:5-6 "Fíate del Señor de todo tu corazón, Y no estribes en tu prudencia.Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas."

Dios es Maravilloso


¡Eres Maravilloso!

"Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras;
Estoy maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien" (Salmos
139:14).

Un chino erudito fue contratado por algunos misioneros para
traducir el Nuevo Testamento para el chino. A principio, el
trabajo con la traducción no causó ningún efecto aparente en
el sabio chino. Sin embargo, despues algún tiempo, él se
mostró bastante inquieto y dijo: "Este libro es
maravilloso." "¿Por qué?" preguntó el misionero. "Porque,"
dijo el hombre chino, "habla exactamente sobre mí. Sabe todo
lo que acontece conmigo. Quien hizo este libro debe ser la
persona que me creó."

Dios, a través de Su Palabra, llena nuestro corazón de goce
y alegría. Muestra nuestros fallos, los errores que
cometemos durante nuestra caminata en este mundo, la
rebeldía y indiferencia a sus consejos y enseñanzas, el
tiempo que perdemos a lo virarle la espalda en busca de una
dicha que solo en él podríamos encontrar.

Muestra también su alegría cuando le obedecemos, cuando le
dedicamos el mejor de nuestro tiempo, cuando le abrimos el
corazón y prestamos testimonio a los amigos de Su amor,
fidelidad y salvación.

Dios nos enseña a vencer los obstáculos, a sobrepasar las
barreras de los días difíciles, a orar cuando de él
necesitamos y cuando a Él debemos ser gratos. nos enseña a
alabar su nombre en los buenos y malos momentos y nos
asegura que, sean cuales son las circunstancias, estará a
nuestro lado y seremos más que vencedores.

¡Dios es maravilloso! ¡Su Palabra es maravillosa! Ser hijo
del Dios Alto es la mayor bendición que uno puede recibir en
su vida espiritual. En él el regocijo es constante y
verdadero y la paz una compañía inseparable y duradera.

¡Sí, Dios es maravilloso!

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]